fbpx

Encontrar a la mejor pareja… Maridaje en el día del amor

     En el día del amor y la amistad no podemos dejar de platicarles de una experiencia que más se parece a estos sentimientos, llevados a la conciencia a través de sensaciones, que sólo los sentidos pueden ayudarnos a entender y a desarrollar.

     En el mundo de la gastronomía el Maridaje entre vinos y platillos es la experiencia más parecida al amor, encontrar pareja, a veces contrastante, a veces en la misma sintonía, conocer la esencia de cada uno, resaltar las cualidades del otro, es una de las proezas más comunes en este quehacer y sentir.

     Enseguida dejamos un resumen del artículo publicado por la sommelier Joanna Vallejo que nos platica desde su perspectiva, cómo el vino y diferentes platillos se complementan, como las personas y las parejas sentimentales.



          La palabra Maridaje viene justamente del concepto ideal del matrimonio (armonía y equilibrio perfecto entre ambas partes). Ningún individuo es superior al otro, sino que se complementan. Congeniar es importante, sin embargo soy de las personas que cree que las parejas armonizan también en el contraste y las pocas similitudes.

Al igual que en la naturaleza del hombre en el que encontrar una pareja que se acople a sus necesidades, características y estilo es algo que se busca con ahínco y la mayor motivación, los vinos y platillos son también amores naturales que no pueden llegar a su máxima expresión por separado.



     Vino y comida deben jugar un papel igualmente importante. Ninguno debe opacar o sobresalir del otro, deben equilibrarse, o en las mejores circunstancias uno resaltar las cualidades del otro y viceversa. Las mejores y más grandes parejas del mundo se potencializan entre si.

     El maridaje de armonía, intercambia elementos similares y aromas parecidos que cuando se degustan no tienen altibajos, todo es estable y similar


 

     Por otro lado, he observado que las parejas opuestas muchas veces funcionan por el hecho de que cada día es una experiencia apasionante, explosión de emociones. Siempre viven al límite y no cabe lugar para el aburrimiento. En el caso del vino y la comida se le llama: maridaje de contraste.

     Para encontrar una pareja ideal no existe un manual exacto, cuando pretendan maridar, opten por hacer caso de su instinto, tal y como lo harían al buscar a su media naranja, si algo llama la atención en su interior es porque muy probablemente va a resultar algo bueno de eso, como dice el dicho: “Dios los hace y ellos se juntan”. Comúnmente nos sentimos atraídos en diferentes momentos de la vida por personas que se parecen a la anterior persona con quien estuvimos, que actúan similar o que siguen un mismo patrón de comportamiento, esto es totalmente normal pues pretenden controlar la situación, ya saben que esperar y cómo actuar en ese tipo de circunstancias.

     La próxima vez que quieran obtener un resultado distinto en su paladar y en su vida, ordenen y conozcan algo sin irse a la segura, escuchen recomendaciones y atrévanse a cambiar su rutina, les podría regalar el mejor momento de su vida.

     Enamorarte de lo similar o de lo opuesto, es una decisión propia, ambas funcionan. Para mi es indispensable siempre que mi vino o mi platillo, contengan un elemento varonil como estabilidad, fuerza y romanticismo, mientras que el otro proporcione elegancia y discreción, como lo haría el lado femenino. Les garantizo que aunque es difícil de entender con letras será evidente en su boca.

     Mi encuentro con el vino, Joanna Vallejo

     Que esta semana mariden muchísimo armoniosa o contrastantemente. Su Sommelier a la Carta. JV.

Sommelier a la Carta

Info y reservas maridaje

Reserva tu experiencia de maridaje en Xeen experiencias y La ruta del vino San Luis